Protección solar

Protección solar 2017-05-08T13:49:55+00:00

La exposición a radiaciones solares es uno de los factores de riesgo más conocidos en el desarrollo de cáncer de piel. Por ello, seguir algunas pautas a la hora de tomar el sol te ayudará a prevenir este tipo de tumor:

Evita exponerte al sol entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde. En esta franja horaria la radiación solar es más fuerte y el riesgo de quemarte es mucho mayor.

Utiliza un fotoprotector solar adecuado. Cada piel necesita una protección diferente que se adecue a nuestro fototipo, es decir, a la capacidad de nuestra piel para asimilar las radiaciones solares. De esta forma, las personas con piel más blanca necesitan un fotoprotector con un factor de protección solar (FPS) más alto, mientras que las personas de piel más oscura tienen menos riesgo de quemarse. No debes prescindir de la protección solar aunque tengas una piel morena, ya que ni siquiera las personas de raza negra son inmunes a los efectos del sol.

– En los primeros días de exposición solar utiliza a un FPS alto −entre 30 y 50, si tienes una piel clara y que ofrezca protección frente a los rayos ultravioleta de tipo A y de tipo B (UVA/UBV)−. Después, puedes aumentar progresivamente el tiempo de exposición al sol y disminuir poco a poco el factor de protección, aunque no es aconsejable que sea menor de 15.

Aplícate crema solar media hora antes de tomar el sol. Uno de los errores más frecuentes a la hora de tomar el sol, es aplicar el fotoprotector al llegar a la playa o a la piscina. Sin embargo, la crema solar debe unirse a la piel para que la protección sea eficaz. En este sentido, es aconsejable aplicar el fotoprotector al menos 30 minutos antes de la exposición al sol. De esta forma, evitarás que el agua o el sudor reduzcan el efecto de la crema solar.

Renueva tu fotoprotector. Es aconsejable que vuelvas a aplicarte crema solar cada tres horas o después de tomar baño. Hazlo incluso si utilizas un fotoprotector water resistant o waterproof ya que pierden su efecto al permanecer en el agua unos 40 y 80 minutos respectivamente.

Fotoprotección infantil: En la edad infantil son muy importantes las medidas de protección solar ya que se ha visto que el antecedente de quemaduras en esta época de la vida duplica el riesgo de desarrollar un melanoma en la edad adulta. Además hasta la adolescencia se recibe el 50%-80% de la exposición solar total de la vida por lo que la fotoprotección adecuada hasta los 18 años va a reducir el riesgo de desarrollo de cáncer de piel. Como medidas importantes de fotoprotección en edad infantil debemos conocer que no se debe exponer al sol a los niños menores 6 meses; no se recomienda el uso de protectores solares en los bebés; en la época infantil se recomienda el uso de protectores solares físicos, ropa adecuada, sombreros y gafas.