El cáncer de piel es la forma más frecuente de cáncer ya que representa en torno al 50% de todos los cánceres diagnosticados en el mundo.

El cáncer de piel suele clasificarse como melanoma (5% de los casos) o cáncer de piel distinto del melanoma (95%), en este último grupo se engloban el carcinoma basocelular o el carcinoma espinocelular, entre otros.

Aunque menos del 5% de los cánceres de piel son melanomas, este tipo de tumor es responsable de aproximadamente el 90% de las muertes producidas por el cáncer de piel en todo el mundo.

Diferentes clases de irregularidades cutáneas